2016, año de relanzamiento de CIMTRA

Este año renovaremos nuestras herramientas, apostando a una mayor visibilidad pública.

post_2016

En junio de este año CIMTRA cumplirá 14 años de existencia, durante este tiempo quienes lo integramos hemos apostado a la innovación y al cambio constante de nuestras formas de trabajo. Este año no será la excepción y estará acompañado con un relanzamiento a la opinión pública de los objetivos estratégicos del Colectivo, lo que incluye la actualización de sus herramientas de medición de la transparencia para gobiernos municipales, Congresos locales y Delegaciones del Distrito Federal.

¡Haz clic aquí para conocer las nuevas herramientas CIMTRA!

El 2016 presentará retos importantes en materia de transparencia en el país. De manera central se deberá arribar a la operación del Sistema Nacional de Transparencia pasando anteriormente por un amplio proceso de armonización de las leyes locales de transparencia con la Ley General de Transparencia, retomando el espíritu y esencia que dicha ley contiene. Este será un reto de mayor importancia dado el sentido federalista que el proceso implica. Se trata de armonizar y compartir entre todos las entidades del país los contenidos y criterios sustanciales que darán sentido a la operación del Sistema Nacional de Transparencia, que regirá la calidad de las acciones a favor del acceso a la información y la transparencia de los sujetos obligados, para que pueda operar sincronizadamente con el Sistema Nacional Anticorrupción.

El Colectivo CIMTRA vislumbra en este proceso de armonización una oportunidad excepcional para que la ciudadanía a escala local pueda intervenir en procesos que deriven en leyes de transparencia locales con amplios márgenes de calidad para ejercer este derecho. Para ello CIMTRA está trabajando y seguirá haciéndolo para que dichos procesos sean abiertos a la participación de los actores sociales interesados y a las y los  ciudadanos en general.  La apuesta de CIMTRA y los grupos locales será posicionarse como interlocutores y referentes locales en la materia. En otras palabras, ser un actor clave en los escenarios de discusión sobre la transparencia. Ello obligará a desarrollar acciones de diálogo y propuesta ante los funcionarios públicos y  especialistas.

Entre otros elementos de renovación de CIMTRA, y tal como se citó inicialmente, está el proceso de actualización de sus herramientas de medición-evaluación, tanto el CIMTRA-Municipal como el CIMTRA-Legislativo y CIMTRA-Delegaciones, atendiendo a los nuevos retos que ha marcado la Ley General de Transparencia, pero sobre todo, bajo el criterio de “ir más allá” de lo que marcará el futuro marco legal.  Se trata de continuar con el espíritu de CIMTRA de exigir mayores estándares de transparencia y apertura a los definidos en el marco normativo a los gobiernos y autoridades locales y legisladores. Esta iniciativa seguirá colocando a CIMTRA como un referente en la exigencia de transparencia y rendición de cuentas a escala local, tal como lo ha sido hasta ahora.

Para el 2016 CIMTRA apuesta a una mayor visibilidad pública y una intensa articulación con otros actores sociales interesados en la temática a fin de constituir y/o fortalecer redes nacionales e internacionales que coadyuven a incidir en las decisiones gubernamentales a la par de implementar acciones ciudadanas innovadoras a favor de la transparencia.

CIMTRA ha demostrado tener la capacidad de integrarse a procesos complejos en materia legal y reglamentaria, así como de participación ciudadana, tomando como base las realidades locales y los alcances que pueden tener el tema de la transparencia en la vida local. Es en ese sentido que este año apuesta también a ampliar su espectro de acciones y arenas de incidencia, tomando como base la necesidad de seguir construyendo una ciudadanía crítica y propositiva.

Es un momento crucial en la vida pública en México donde deben construirse nuevas formas y métodos desde la ciudadanía en el cuestionamiento y contraloría de sus autoridades y funcionarios públicos. Se trata de abonar a la construcción de nuevos esquemas en el que la deliberación, la discusión y la participación ciudadana sean parte de la transparencia gubernamental en tanto que se trata de procesos de carácter público que obliga a los sujetos obligados dar y otorgar explicaciones a la sociedad sobre sus actos y decisiones y, en su caso, a ser sancionados por la sociedad y por las instancias de gobierno respectivas. 2016 será un año decisivo para transitar de un marco legal con sus alcances reales, aunque perfectibles, hacia una práctica de las ciudadanías locales a favor de su derecho a ser informado.

Ciudad de México, 7 de enero 2016